Las ventajas de Memory Merits en la vida diaria

Memory Merits es un registro similar al que podría ser el Registro de la Propiedad o el Registro Mercantil. Es decir, un lugar donde quién lo desee podrá dejar constancia de cómo se ha comportado o de las cosas destacadas que ha hecho en el trabajo, en la escuela, en la universidad, en las empresas donde hace prácticas, en su comunidad de vecinos, etc.. Y que quedarán guardadas para siempre.

Va dirigido a todo el mundo que tenga algo que explique cómo es y que le pueda describir. Memory Merits sirve tanto a aquél que se encuentra en el paro, como al que ya está trabajando.

Cómo puede ayudar MM a una persona que está en el paro?

Estar en el paro no significa que uno deje de hacer cosas, quiere decir que lo que hace no está remunerado pero ello no impide que se pueda ser igual de creativo o participativo.

Por poner un ejemplo, se puede ser voluntario de la Cruz Roja y desarrollar un proyecto que ayude a captar socios, cosa que quiere decir que a partir de una idea que se ha tenido se tendrá que haber desarrollado el proyecto organizando las ideas para después materializarlas. Se está en el paro pero se continúa trabajando, cosa que dice mucho de uno.

Quién lo puede reconocer?
La persona responsable del departamento donde se esté realizando o se haya realizado una actividad.

El día de mañana la persona responsable de selección de personal contrastará aquello que uno escribió en su registro de mérito en su momento con la versión de aquel anterior responsable. Si coincide con lo que un día se redactó, a buen seguro que te creerá. Evidentemente, si el mérito ha sido reconocido previamente es mucho mejor porque dicho el nuevo responsable podrá confirmarlo mucho más fácilmente.

Otro ejemplo: Imaginamos que un arquitecto está en paro e imaginamos que la escalera de su finca se está cayendo a trozos. Él, voluntariamente y a coste cero, ofrece diseñar la remodelación o reforma de la escalera, por lo que habrá diseñado la imagen, habrá hecho planos… Aquello que haga lo puede reconocer el Presidente de la Comunidad y así poder registrar un nuevo mérito que podrá ser reconocido.

Se puede estar en el paro y estar cuidando de los mayores de la familia, encargándose de acompañarlos al médico, comprando la comida, ayudándolos en su higiene personal y a tener la casa limpia. Estas tareas necesitan de gente capaz de organizarse muy bien y con unas dosis muy grande de responsabilidad.

En estos casos se podrá usar estos registros para adjuntarlos a los currículums académicos y profesionales como currículum de méritos.

La próxima semana señalaremos varios aspectos en los que Memory Merits puede ayudar a un estudiante con ganas de ampliar su currículum.

Anuncios

Los aspectos más valorados en una entrevista de trabajo

El actual contexto de crisis y la entrada en vigor de la reforma laboral han cambiado por completo el perfil de candidato demandado por las empresas españolas. Antes la importancia se daba esencialmente al currículum vitae del candidato y a los años de experiencia acumulados en el sector en el que se demandaba el empleo, ahora por el contrario los seleccionadores de personal priorizan valores personales que el aspirante puede aportar a la empresa. ¿Y cuáles son las cualidades más buscadas en un candidato para un puesto de trabajo? Factor Humano, la división especializada en la selección y evaluación de perfiles profesionales de mandos directivos del Grupo Constant, ha elaborado una lista con las diez más valoradas:

  1. Compromiso. Con la empresa y con los proyectos en los que se trabaja.
  1. Responsabilidad. A la hora de realizar las tareas con el objetivo de optimizar la gestión del tiempo.
  1. Implicación. Con la filosofía, la misión y los valores de la empresa. Cada vez toma más fuerza la capacidad de trabajar como un equipo: Si la empresa gana, ganamos todos.
  1. Actitud positiva. Transmitir ilusión por los proyectos en los que se participa.
  1. Proactividad. Tomar la iniciativa, emprender acciones y asumir la responsabilidad de que las cosas sucedan sin dejar que el entorno influya negativamente.
  1. Adaptabilidad. Tanto al contexto coyuntural actual como a los cambios que puedan producirse a nivel interno en la empresa en función de las necesidades de ésta.
  1. Interés. Por el puesto de trabajo al que se está optando y por la empresa en sí. Buscar información sobre la empresa antes de la entrevista es una práctica cada vez más recomendada por los seleccionadores de personal.
  1. Especialización en nuevas tecnologías. En un entorno en el que Internet, las redes sociales y las nuevas tecnologías tienen tanto peso, mostrar conocimientos específicos es un punto a favor para los candidatos.
  1. Sinceridad. Mentir en el currículum vitae y en la entrevista personal puede hacernos perder una buena oportunidad de encontrar empleo.
  1. Empatía. La capacidad de mostrar cercanía y comprensión con el resto de compañeros de trabajo ayuda a crear un clima laboral favorable.

Cuatro consejos para poner en valor tu trabajo

Conseguir que tu empresa valore tu trabajo es una carrera de fondo que no se consigue en el corto plazo. Implica un gran esfuerzo y tomar decisiones acertadas sobre la manera de desarrollar las tareas en el día a día. Existen ciertos ámbitos en los que puedes tomar la iniciativa para ser más valorado como profesional dentro de tu organización.

Consigue que tu perfil tenga visibilidad

Para conseguir tener visibilidad, es necesario que intentes participar en foros de decisión, estar en aquellos lugares donde se toman las decisiones y se deciden las estrategias. Puede que ya te encuentres en una posición de este tipo, pero si todavía no es el caso también puedes pedir a tu jefe participar en determinadas reuniones. Aunque no lo creas, tienes la capacidad de impulsar que esta situación se produzca. En pocas ocasiones se niega, a no ser que sean reuniones exclusivas para determinados perfiles.

Trabaja el networking dentro de la compañía

Tener buenas relaciones con los compañeros es vital, así como trabajar los vínculos con las personas que toman las decisiones. Si la empresa tiene una dinámica de trabajo por proyecto, aunque la evaluación del desempeño la haga el jefe directo, seguramente se pedirá opinión a otros responsables de los proyectos en los que has trabajado. Si gestionas el networking en este sentido, te podrás posicionar mucho mejor.

Sácale brillo a tus logros

Sin desmerecer el trabajo ajeno, siéntete orgulloso por los objetivos que alcanzas y los buenos resultados que obtienes. Si eres bueno en tu trabajo, lúcete y deja que los demás lo vean. Uno de los métodos de reconocimiento que se encuentra en aumento actualmente es el registro de méritos y logros personales, del que Memory Merits ha tomado la iniciativa con su plataforma digital. Os recomendamos que la visitéis y os informéis de sus ventajas en estos casos, ya que ofrece un certificado por cada mérito conseguido, todo ello con el visto bueno de la empresa o institución en la que trabajéis.

Esfuérzate y logra una buena evaluación del desempeño

Te resultará mucho más sencillo argumentar tu esperado incremento salarial. Los escenarios y los modelos de evaluación del desempeño que ponen en marcha las empresas son cada vez más objetivos, aunque algunos siguen teniendo un componente subjetivo muy importante. Es por ello que recomendamos iniciativas como la de Memory Merits, en las que los méritos se reconocen de manera imparcial y plenamente objetiva, con tal de que posibles opiniones personales no interfieran en el reconocimiento de los logros. Son instrumentos que existen precisamente para evaluar qué objetivos alcanza cada empleado y como lo han hecho.

Hay que darle valor a las prácticas profesionales

Muchas personas que se encuentran cursando algún tipo de formación académica piensan que las prácticas profesionales realizadas a lo largo de su experiencia formativa son de poca validez una vez salen al mercado laboral.

Hoy por hoy es de conocimiento general lo complicado que es acceder al mercado laboral remunerado. Las ofertas se han reducido de una forma alarmante y las pocas que hay exigen un gran número de requisitos. Una persona que acaba de finalizar la formación y se ve abocada al mercado de trabajo se encuentra con enormes dificultades, ya no sólo de orientación y búsqueda, si no de cara a qué ofrecer.

Las prácticas profesionales son la primera puerta de entrada al mundo laboral de la gente joven, y también son la primera puerta para aquellas personas que quieren reorientar su carrera profesional y han adquirido una nueva formación.

Es necesario resaltar dos aspectos claves en las prácticas profesionales:

  • A pesar de asemejar que no tienen validez, realmente la poseen. Estar en un contexto de prácticas en una empresa por cualquier período de tiempo es de utilidad para ver cómo es una empresa por dentro, cómo funciona y cómo se organiza, lo que se valora o no, lo que hay que hacer y lo que no… Proporciona ayuda a la hora de establecer hábitos de trabajo y desarrollar competencias profesionales adecuadas al puesto o ámbito de trabajo a desarrollar.
  • En el curriculum hay que reflejarlas siempre. Y hay que ponerlas en el apartado de experiencia (lo adecuado es poner el epígrafe de Experiencia Profesional. Además se ha de reflejar la empresa en la que se estuvo durante el período de formación, el puesto, las tareas desarrolladas y la duración de las mismas, evidentemente reflejando que son prácticas. No hay que dar nada por sentado.

Recientemente han aparecido algunas opciones que pueden servir para reforzar el valor de las prácticas profesionales durante el período de formación, de entre las que hay que destacar iniciativas como Memory Merits. En este caso, cualquier acción meritoria voluntaria o logro conseguida en el puesto de prácticas puede contabilizarse como “mérito” y pasar a formar parte de un registro validado por el centro académico y la empresa en si misma. De este modo se obtienen certificados de valor constatado y respaldado por ambas instituciones, lo que otorga una forma más de valorar los esfuerzos y, a su vez, se crean nuevas sintonías entre todos, fortaleciendo el trabajo común.

Con lo cual, apreciar las opciones de realizar las prácticas siempre, darle el valor que se merecen y si no se está satisfecho con el lugar donde se estén realizando, hablarlo siempre con el tutor de prácticas, pues es la persona que puede echar una mano para poder aprovechar al máximo esa primera experiencia profesional.

El desprecio de los méritos profesionales en los médicos de familia

Una característica de los concursos-oposición para la selección de médicos de familia en España -desde la entrada en vigor de la actual Ley de sanidad (copia del modelo cubano)- es el desprecio casi absoluto a los méritos profesionales del  médico candidato.
Como otros signos expresivos ya comentados (“sello de caucho”.., o el contenido vejatorio de las preguntas de examenes de OPE), son ante todo, una muestra de la cosificación del médico de familia por parte de los gestores políticos de la sanidad y llevan la firma inequivoca de sus autores: la irresponsabilidad.
Por ejemplo, en los concursos de traslados, tambien desaparecen los meritos académicos, incluidos los de doctorado o licenciatura, aun cuando el candidato invirtiera varios años de esfuerzo y sacrificio en ellos.
Tambien se iguala en valoración de méritos, el tiempo trabajado, indistintamente sea la plaza en propiedad o temporal, aun cuando el candidato empleará para conseguirla varios años de esfuerzo y sacrificio preparando oposiciones, y en ocasiones tuviera que asumir durante años, destinos penosos con gran responsabilidad y sin apoyo de otros niveles asistenciales. Sin embargo se conserva y agranda la injusta discriminación salarial entre facultativos fijos y temporales.
Tampoco se valora apenas, en estos concursos, la cualificacion laboral:
Da casi igual que el candidato trabajara como médico, que en cualquier otro puesto en la administración, ya sea de celador, enfermería, auxiliar de enfermería, etc.
Partimos de la base de que “todos los trabajos son iguales en dignidad ” pero debemos admitir que no lo son en responsabilidad, ni tampoco en preparación: No es lo mismo invertir 12 años para una capacitación laboral, que 12 meses o 12 días, con todo lo que conlleva de esfuerzo y renuncia personal, familiar, etc.
Pero en el fondo, tal vez toda esta dinámica tiene el mismo sentido: la uniformidad de la masa hacia abajo, el desprecio al esfuerzo y superación personal. Y sobre todo: generar un colectivo fácilmente manipulable, destruyendo sus signos de identidad y autoestima profesional.
La única esperanza sigue siendo la Justicia, pues seguimos creyendo que solo desde ella, se puede frenar la irresponsabilidad, ya sea en forma de indolencia o  delincuencia.
Fuente: Humanismo Médico

Qué meritos conseguir para tener un mejor empleo

En la mayoría de los casos, los trabajadores y profesionales buscan un ascenso en la empresa en la que trabajan. Persiguen obtener un mejor cargo y subir peldaños en la jerarquía de los puestos laborales.

Esto es así independientemente en las empresas o rubros en que los trabajadores realizan sus labores. Algunos tendrán mayores ambiciones que otros, pero la gran mayoría busca un mejor cargo. Desde Memory Merits os queremos dar algunos consejos para saber qué meritos hay que hacer para ganarse un mejor cargo.

Lo primero es tener interés por aprender. No basta con que un trabajador este mucho tiempo en un puesto de trabajo, puede pasar que este años en la empresa pero no por ello lo van a ascender. El trabajador debe estar en un proceso constante de aprendizaje, incluso puede pedirle a la misma empresa que le de formación. De esta forma, un trabajador formado con ganas de seguir aprendiendo será un gran activo para la empresa. Un consejo es conocerse a uno mismo y saber cuáles son las mejores cualidades que se tiene para así potenciarlas con cursos y formación.

También es importante saber trabajar en equipo e implicarse más en la empresa. Estamos en un contexto laboral donde el trabajo en equipo es clave, y las personas que buscan escalar puestos laborales deben saber cómo gestionar equipos de trabajo. Para esto, es muy importante desarrollar una buena comunicación y ser eficaz en la resolución de conflictos. Además, se debe demostrar que uno está comprometido con el crecimiento de la empresa y trabaja para ello, para que la empresa siga creciendo (algunos ejemplos son: ofrecer nuevos o mejores procesos, buscar perfeccionar algunas formas en la que se llevan a cabo las tareas laborales, etc.)

La creatividad es otro punto fuerte. Se trata de innovar y salir de lo común o típico. Por ejemplo, si alguno debe hacer una exposición en el trabajo debe tratar de hacerla de un modo novedoso para que ofrezca algo distinto a los superiores. De esta forma, los trabajadores y profesionales deben ponerse como meta destacar creando valores.

Y quienes están haciendo méritos para ascender, deben ser conscientes que todo lo que les otorgue un plus en su formación es vital.

Descubre cómo destacar tus cualidades en una entrevista de trabajo

En las entrevistas de trabajo, uno tiene que averiguar cómo mantenerse en un punto medio sin querer llegar a los extremos cuando se quieren destacar las cualidades personales. Si te preguntan por tus virtudes, no peques de modesto pero tampoco de prepotente. Aquí tienes unos consejos que te servirán a la hora de responder.

I – No es venderte, es conocerte.

“¿Cuáles son tus virtudes?”, “¿Qué es lo que mejor sabes hacer?”, “¿Cómo te definirías a ti mismo?” son preguntas muy comunes que te pueden dejar en blanco si no te has preparado las respuestas. Los expertos en Recursos Humanos insisten en la necesidad de buscar información sobre la empresa y el puesto al que optas antes de salir de casa. Después, adapta tu experiencia y conocimientos al empleo ofrecido. El objetivo no es venderse sino conocerte a ti mismo.

II – Adapta tus virtudes al puesto ofrecido.

Todos los expertos consultados coinciden en la necesidad de adaptar las fortalezas de los candidatos al empleo ofrecido. Por ejemplo, si te presentas a un puesto de comercial, destaca tus cualidades a la hora de influir en la opinión de los demás, tu experiencia en ventas o tus virtudes como relaciones públicas.

Hablar de tus cualidades no es suficiente, además tendrás que demostrarlas. Tu actitud y el lenguaje no verbal darán mucha información al entrevistador. Controla los gestos y no digas algo de lo que te podrías arrepentir. Simplemente, pon ejemplos de trabajos que has realizado y cómo los has llevado a cabo. También te servirá presentar un blog personal o un portfolio donde recojas algunos de tus proyectos, méritos o logros. Si no sabes cómo puedes registrar tus méritos voluntarios en el trabajo, en este enlace puedes encontrar cómo hacerlo.

III – “Enamora” al entrevistador y destaca tu personalidad.

En una entrevista de trabajo a veces no se valora al candidato con mejor formación o mayor experiencia. En ocasiones, la personalidad puede influir en la decisión final. Muéstrate como realmente eres. Tu forma de ser podría resultar un factor de éxito a la hora de conseguir un empleo.

IV – No te pases ni de modesto ni de confiado.

El entrevistador valorará el equilibrio. No peques de modesto pero tampoco te muestres muy confiado. Ninguno de los dos extremos serán bien interpretados.

Nunca reflejes ambiciones económicas en una entrevista de trabajo y procura no dar una imagen de profesional ambicioso. Los reclutadores pensarán que acabarás dando problemas a la empresa.

V – Controla los tiempos y deja hablar a la otra persona.

Hay una regla no pactada que los expertos en Recursos Humanos tienen en cuenta: el entrevistador debe hablar un 20% y el entrevistado un 80%. Una persona que excede estos límites tampoco será vista con buenos ojos. Por tanto, no te pases de hablador. La persona que tienes delante es quien dirige la entrevista.

VI – Las 10 cualidades mejor valoradas por las empresas.

Un estudio realizado por el Grupo Constant, compañía especializada en selección y evaluación de personal, detectó cuales son las 10 cualidades más buscadas por los expertos en Recursos Humanos españoles:

– Compromiso.

– Implicación.

– Responsabilidad.

– Adaptabilidad.

– Proactividad.

– Actividad positiva.

– Interés.

– Especialización en nuevas tecnologías.

– Sinceridad.

– Empatía y capacidad para trabajar en equipo.

¿Cómo puedo conseguir un currículum más efectivo?

Ir actualizando el currículum personal con nuevos logros y méritos cada cierto período de tiempo es necesario para encontrar un puesto de trabajo. Aunque no lo parezca, uno de los mayores inconvenientes que se encuentran los responsables de recursos humanos en el momento de valorar a los candidatos a un determinado puesto de trabajo es que su currículum está incompleto o desactualizado.

Si estás en paro y eres de los que no ha cambiado su historial laboral desde la primera vez que acudió a una entrevista de trabajo, va siendo hora de que pongas al día tu experiencia si quieres encontrar empleo. Aquí te contamos como hacerlo en cinco pasos:

1.- Detalla únicamente los datos importantes

Hay una máxima no escrita que dice que el currículum no debe superar las dos páginas de extensión, y si lo puedes resumir en una sin dejarte información importante fuera, mejor que mejor.

2.- No toda tu trayectoria académica y laboral igual de relevante.

No es necesario detallar cada título o empleo. A pocas empresas les interesa si en tu juventud pasaste los veranos trabajando como animador de hotel en Benidorm. Debes priorizar la información y utilizar únicamente la más relevante.

3.- Adáptalo en función al puesto al que optas

Lo mejor es que pongas al día tu currículum pensando en la empresa y la oferta de trabajo a la que optas. Piensa en qué le puede interesar de tu perfil al personal de recursos humanos y destácalo.

Ten en cuenta que, según los expertos, la persona encargada del proceso de selección dedicará únicamente 20 segundos al primer vistazo de tu currículum. Ese es el tiempo que tienes para llamar la atención de tu posible empleador, aprovéchalo.

4.- Destaca tus méritos

Actualmente es habitual escribir una pequeña descripción de nuestras aptitudes. Sé breve y ve al grano. Es mejor limitar al máximo los aspectos subjetivos y destacar los datos objetivos, los logros que sean fácilmente medibles por nuestro entrevistador. Por ejemplo el liderazgo, la capacidad para trabajar bajo presión o las buenas relaciones personales no sólo deben escribirse en el currículum, sino demostrarse en la entrevista de trabajo.

Si no sabes exactamente qué puedes clasificar como logro o mérito, puedes consultarlo aquí.

5.- Incluye información de redes sociales

Dado que las compañías cada vez más contrastan la información de los candidatos con sus perfiles en redes sociales, quizá sea el momento de que crees una cuenta de Facebook, Twitter y LinkedIn profesional y las incluyas en tu currículum.